Sin duda razonable

Ha sido un año de desilusión en el mundo de cine.  Esta semana, no vi una sola película nueva que me gustó.  Por esta razón, estoy repasando una gran película del pasado.  He elegido “12 Angry Men,” un drama estadounidense del año 1957.  Es una película sobre las deliberaciones de un jurado durante un juicio por homicidio.  Es una gran película por que el trabajo del director es excelente, los actores son realistas, y el guión es una exploración intensa del sistema de juicio en los Estados Unidos que todavía es relevante.

Ya puedo oír sus quejas.  “¿1957?  ¡Esta película es diez años mayor que yo!  ¡No había civilización en esos días!”  No tengan miedo, mis amigos.  Es verdad que la película fue rodando en blanco y negro, pero después de una media hora de “12 Angry Men,” no lo notarán; el trabajo del director, Sidney Lumet, es demasiado bueno.  La mayoría de la película fue rodando en un cuarto y en una toma, y por eso el suspense es increíble.  Utiliza muchos ángulos de visión a mostrar cambios de tiempo y de ambiente.  Especialmente usa el primer plano muy bien durante secuencias intensas.  El diálogo es filosófico pero es interesante, también.  Los cambios entre diálogo lento y diálogo rápido son naturales.  La película no tiene una banda sonora por que música diluiría la tensión que aumenta durante las escenas.

Los actores, que representan los miembros del jurado, son excelentes, también.  Es evidente que ellos ensayan mucho por que nunca fallecen, aún durante secuencias de muchas minutas con diálogo rápido.  Henry Fonda, quien representa el único miembro del jurado que no está seguro de la culpabilidad del acusado, protagoniza.  Es una de las mejores representaciones de este actor legendario.  Todos los actores secundarios ayudan desarrollar la historia.  Lee J. Cobb y Ed Begley, que representan sus personajes apasionadamente, e E. G. Marshall y Jack Warden, cuyas representaciones son realistas, son especialmente excelentes.

“12 Angry Men” fue un gran éxito del teatro antes de se hizo una película.  Es evidente por que el guión tiene mucha calidad.  Demuestra los méritos y los defectos de la selección al azar de un jurado.  Protege acusados de los poderosos por que los doce miembros del jurado son ciudadanos comunes que no tienen un interés ni en el acusado ni el acusador.  Por que el acusador necesita convencer el jurado sin duda razonable de la culpabilidad del acusado, es más difícil condenar los acusados.  Un hombre valiente y razonable como Fonda puede convencer otros miembros de la inocencia del acusado.  En otro lado, hay personas impacientes como Warden, que quiere condenar el acusado rápidamente por que quiere asistir a un partido de béisbol por que tiene entradas.  También hay hombres como Cobb y Begley que se odian el acusado por que es un miembro de un grupo demográfico en particular.

“Twelve Angry Men” es una película para personas pensativas, pero no es un documental; es un drama.  Lumet dirige muy bien; sus usas de la cámara y el diálogo siempre interesa.  Los actores realizan personajes realistos e intensos.  El guión presenta muchas preguntas difíciles.  Recomiendo que tu familia alquila esta película famosa hoy.

Explore posts in the same categories: Español, Movies and TV, Schoolwork

Tags: ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: